RECONSTRUCCIÓN DE VIVIENDAS EN MARCHA

La Presidenta del Sistema DIF Morelos gestionará 50 viviendas de madera, en beneficio de familias damnificadas por el sismo en Tetela del Volcán

Tras conocer el proyecto de construcción de viviendas impulsado por pobladores de Tetela del Volcán, en apoyo a familias damnificadas por el sismo del 19 de septiembre, la Presidenta del Sistema DIF Morelos, Elena Cepeda, se sumó a la reconstrucción apoyando la iniciativa.

 A un mes del terremoto que afectó a más de 22 municipios morelenses, pobladores de  Tetela  del Volcán,  autoridades estatales y municipales, lograron la edificación de pequeñas casas de madera, espacios que la presidenta del DIF estatal, conoció durante su gira de trabajo por ese municipio. 

 El recorrido de más de una hora, incluyó visitas a casas, patios y talleres en el barrio de San Miguel, donde señaló su decisión de apoyar la construcción de 50 viviendas más, para complementar la iniciativa de 100 nuevos hogares.

 “Vamos a trabajar juntos, a unir esfuerzos para que no haya mujeres, niñas o niños que se queden sin hogar en Morelos, reconstruyamos sus hogares y reconstruyamos las familias” señaló.

 El proyecto inició con el gobierno del estado, el municipio y un grupo de la comunidad, al ver la devastación en mil 800 casas afectadas en esa zona; decidieron organizarse para construir estancias con materiales de la región, aprovechando árboles caídos que son maderables con longitudes adecuadas para la construcción y el conocimiento de los habitantes quienes trabajaron como constructores  en los Estados Unidos.

“En el monte vieron que había mucha madera disponible, se llevó a cabo una asamblea del pueblo, avalaron el proyecto y lo echaron a andar, muchos amigos se unieron a la causa, donando herramienta, clavos, el mismo gobernador nos mandó mucha herramienta que ha sido de utilidad”, explicó Daniel Reyes, uno de los 70 hombres que participan en esta labor.

Las viviendas se construyen en un espacio de cuatro metros de ancho y cuatro de largo, se edifican con la participación de 13 personas, en un día y medio; en este proyecto de ayuda están involucrados hombres de todas las edades, quienes buscan la madera, la cortan, la transforman, la entregan y construyen; a la fecha han realizado medio centenar de viviendas, pero ante la necesidad de muchas familias más, los pobladores expusieron la situación y recibieron una inmediata respuesta.

“Tuvimos el acercamiento con ella, le explicamos la situación y de muy buena manera, sorprendente la verdad, nos dijo que continuáramos el trabajo y que llegáramos a la meta de construir las cien casas”, refirió Daniel Reyes.

Así, el proyecto avanza para entregar las viviendas, en el transcurso de los meses de octubre y noviembre.